Desde Introducción a la Teología de la Liberación

Desde De la Tierra Desaprovechada a la Tierra Prometida: La Teología de la Liberación en un Mundo Posmarxista

  1. TIERRA – La Esperanza de los Oprimidos en Cada Continente
  2. Colonialismo en América Latina y su Legado de Servidumbre
  3. La Tierra Prometida y la Promesa de Reforma Agraria
  4. Vida en la Tierra Desaprovechada La Sociedad Justa Vs. El Culto de Baal
  5. Pobreza en la Tierra Desaprovechada: “La Opción Preferencial para el Pobre”
  6. El Sufrimiento en la Tierra Desaprovechada – Independencia o Dependencia
  7. Rodeos en la Tierra Desaprovechada: Marxismo y Liberación
  8. El Poder en la Tierra Desaprovechada: Cómo Entender Relaciones Esenciales
  9. Reclamar la Tierra Prometida: Un Nuevo Jubileo para un Nuevo Mundo
  10. La Tierra Prometida y el Reino de Dios

Desde Economía Bíblica

  1. El Año de Jubileo
  2. Leyes sobre la propiedad
  3. Las leyes en la práctica: “Mishpat”
  4. La Viña de Nabot
  5. Baal: El Dios de los Terratenientes
  6. El Nuevo Testamento
  7. Proclamad la Libertad
  8. El jubileo que viene
  9. La Iglesia y la Tierra
  10. Epilogo – Desde La Condición del Trabajo por Henry George

Ensayos por Lindy Davies

  1. Propiedad
  2. Valor
  3. Capitalismo
  4. Tierra
  5. El Sermon de la Montaña


Una Profesión de Fe

¿Quien decís que soy yo? – Jesús

       Mi ideal es más que el Cristo de la teología . Es el Jesús de la historia. No es sólo el Jesús de Nazaret. Es una personalidad compuesta donde se fundan todos los Cristos de todos los siglos.
       Él es la dulzura que ha mirado con ojos tristes la crueldad de cada época. Él es la piedad que angustiado ha presenciado todos los dolores de los hombres. Él es el representante que sufre, el representante que ama al mundo, hombres y mujeres – millones de ellos – que se han detenido a tocar el dobladillo de su túnica, y se han elevado majestuosamente del polvo.
       El no es solo el Cristo de los cristianos. Él es también el Cristo de los judíos. Muchos lo han conocido bajo el nombre de Lao Tze. Muchos otros por el nombre de Buda el Divino. Ora es algún soñador solitario del ghetto. Ora es un libertador esposado, expiando en cadenas las tiranías de los hombres. Ora en una guardilla trabaja sobre sus crisoles en busca de otro secreto de Dios para servir al hombre.
       A veces se ven en sus ojos las lágrimas de un indecible dolor, y también una belleza que nace de su bondad y una calma que sólo conocen los que han triunfado en el sufrir; y al mirar se ve que la tristeza de su rostro luce de gozo, la derrota se torna profética de la victoria, y parece que esas lágrimas pudieran ser corazones derretidos de todos los mártires y madres del mundo. Algunas veces cree uno ver en su frente un a corona de espinas, cuando de pronto aparece un poderoso brillo , y en lugar de espinas se ve una diadema real en la cual están incrustadas las caras de todos los hijos de la libertad.
       Este es el Cristo de la humanidad. Llamado por muchos nombres, honrado en todos los climas, este es el Divino Servidor, el Amo del Mundo, cuya lealtad claman los corazones de todos nosotros.

Herbert S. Bigelow – The Religion of Revolution – 1916

Página UnoLecciónesEnlacesEl Instituto Henry George