Capital es riqueza que se usa para producción, o riqueza que está en el transcurso de intercambio (en tránsito o en el mercado). Eso parece claro al principio, pero de todas las definiciones clásicas es la más facilmente olvidada y confundida.

Ahora puede ser útil recordarnos de algunas cosas que no son capital. Capital no es dinero, o certificados de acciones o bonos, porque esos son cosas que no satisfacen los deseos directamente. Tierra no es capital porque tierra no se produce por labor. No es ninguna forma de servicio o capacidad porque capital es el producto material del labor, no el labor en sí.

Toda riqueza puede dividirse en tres partes distintas, de acuerdo a las funciones de los tres factores de producción. Esto es lo que quiere decir "distribución funcional."
Por mucho tiempo ha sido una creencia de la sociedad que el labor y el capital están en conflicto en nuestra economía "capitalista." ¿Pero es así? ¿Es el capital por sí solo capaz de rendir una ganancia grande o explotativa? Supongamos que hemos heredado algún capital - digamos del valor de $100,000 - pero ninguna tierra para donde ponerlo. ¿Qué podemos hacer para sacar unos ingre1sos de ese capital?

Podríamos venderlo y (suponiendo que estemos dispuestos a tomar el riesgo) depositarlo en el banco. O podríamos dejar pagarnos por su uso alguien que sí tiene tierra. Nuestro capital puede aumentar muchisimo la riqueza del terrateniente - ¿pero recibiremos nosotros el aumento total? Recuerda que nuestra alternativa es recibir una tasa baja de interés del banco. Esa ganancia y nada más es el precio que el terrateniente tiene que superar por el uso de nuestro capital.

La única manera que podríamos recoger el aumento total de nuestro capital, cuando sea usado por el máximo provecho en la mejor tierra disponible, sería si la tierra fuera nuestra también. Capital no puede aumentar la produccíon del labor sin uso de la tierra. Como el labor, el capital tiene que pagar a los terratenientes por el valor de las oportunidades naturales sin las que no puede hacer nada.

Puedes estar de acuerdo que eso tiene razón - pero es cierto que vemos alguna gente haciéndose rica en nuestra economía "capitalista." Podemos ver claramente los salarios bajándose mientras las ganancias (de las corporaciones y individuos adinerados) suben. ¿Pero exactamente qué son ganancias? ¿Y qué es la relación entre ganancias y interés económico?

Ante de todo, tenemos que reconocer que ganancia es un elemento de distribución personal. Es una consideración importante para inversionistas individuales y entrepreneurs, pero no tiene nada que ver con lo que es la "distribución funcional."

Un inversionista individual usaría una definición diferente del capital. En ese contexto, tiene sentido pensar de tierra, dinero, o cualquier otro bien que se puede intercambiar en el mercado como parte del "capital" de uno. Las ganancias sacadas de tales negocios comunmente se llaman "ganancias." Esta distinción - entre conceptos personales y el concepto funcional de la distribución de la riqueza - es el raíz de la mayor confusión sobre la naturaleza del capital y el interés.

Ganancias son la suma de tres partes: interés económico (la recompensa a capital), prima de riesgo (y otros salarios, incluso "salarios de gerencia"), y renta. Mucho a lo que George se refiere como "capital falso y ganancias confundidas comunmente por interés" es realmente ganancias que vienen de tierras. Hoy día, ganancias de corporaciones incluyen grandes rentas, y pueden ser aumentándose constantemente aún cuando la tasa marginal de la recompensa a capital está cayéndose.

Recuerda: ganancia es un elemento de distribución personal que incluye recompensa a todos los tres factores de producción. En este curso, somos ocupados con la "distribución funcional" de la riqueza en la sociedad total.


La tierra se necesita para toda producción - y su cantidad es fijo. Por lo tanto, siempre cuando la producción suba, la demanda por la oferta fija de tierra se sube - y la parte proporcional de la riqueza tomada por los terratenientes será más.

Sin embargo, con respecto a cada otro, los salarios y el interés tienden a un equilibrio en que ningún factor tiene una ventaja. Esto es porque el labor y el capital se necesitan para la producción, y (como hemos visto) ambos tienen la misma necesidad de tierra.

Una razón por la cual es tan importante diferenciar entre ganancias y interés es que ganancias incluyen juntos renta y interés, y renta varia al inverso con interés. Esto es porque la recompensa a capital, como la recompensa a labor, depende en su mejor alternativa disponible. O, en los términos de Henry George, la recompensa a capital (interés) depende en el margen de producción, igual que la recompensa al labor. Mientras el margen de producción se baje, también se bajan los salarios y el interés - pero la renta sube.

Es esta confusión sobre terminología que lleva a uno a la idea que los intereses del labor y el capital son opuestos. Ambos, después de todo, necesitan tierra para producir. Capital sube tremendemente el rendimiento del labor (y sin labor, capital no puede hacer nada). Por lo tanto, la recompensa de uno no puede subir mucho tiempo al costo del otro.

La opocisión realmente se encuentra entre los intereses comunes del labor y capital y los intereses de los terratenientes (y otros monopolistas). El labor y el capital intentan trabajar en la producción de riqueza para sacar una ganancia por su esfuerzo e inversión. Para realizar esto, tienen que usar la tierra. Pero los terratenientes les pueden obligar que paguen, no por una contribución a la producción, pero solo por acceso a las oportunidades naturales limitadas. Especuladores en tierras pueden aumentar sus ingresos por negar acceso a la tierra al labor y al capital. Esto es la oposición verdadera.

Regresar al curso